13 junio, 2008

GAMES 3&4: YES, WE CAN

No he podido actualizar como debiera en los últimos días por exceso de trabajo, pero aquí dejo mi reflexión acerca de los partidos 3 y 4 de la Final de la NBA. En el tercero, los lloros y protestas de Phil dieron su fruto, aunque imagino que la bronca que les tiraría a los suyos en el vuelo de vuelta desde Massachussets sería de padre y muy señor mío. Bryant reaccionó, mejoró un poco sus porcentajes (12 de 20), los árbitros colaboraron (más faltas para Boston), Gasol siguió en su línea (muy por debajo de sus posibilidades) y apareció el subalterno Vujacic con 20 puntos desde el banquillo para apuntillar a unos Celtics que estuvieron en todo momento en el partido y que por poco dan la sorpresa. Al final, 87-81 para los amarillovioláceos en el primer choque en el Staples Center con un Pierce fuera de onda y Allen como máximo responsable ofensivo; para colmo, lesión de Rondo y 2-1 en la eliminatoria. De nuevo triunfalismo en los medios de comunicación, sonrisa confiada de Nicholson en primera fila y tranquilidad en el frente californiano (¡buah... quedan dos en casa!). Pero llegó el cuarto encuentro de la serie, anoche, de nuevo en L.A. Y los Lakers hicieron lo que hasta entonces no habían hecho: empezar fuertes. De hecho, tan fuertes como para alcanzar una renta de hasta 24 puntos mediado el partido gracias, sobre todo, al hasta ahora desaparecido en combate Odom. Además, Perkins se resentía de su hombro lesionado y Rondo seguía con el tobillo a medio gas. Pero surgió el 'Obama Spirit': Rivers conjuró a sus hombres en torno al consabido 'Yes, We Can' a modo de mantra y Posey y Pierce se encargaron de materializarlo sobre la cancha angelina para mayor desquiciamiento de Jackson. Kobe volvió a mostrarse como lo que es (insisto, Guaita) e hizo 6 de 19 en el tiro para quedarse en 17 puntos y 10 asistencias en 43 minutos; a Odom se le acabó la gasolina en el descanso y a Gasol, con su doble/doble (17/10), se le vio cansado. Resultado: Remontada espectacular, 91-97 y 3-1 en la eliminatoria. Yo pensaba -y así lo afirmé- que se ganaría un partido en L.A., pero no imaginaba que fuera tan pronto. Ahora, el anillo está a tiro de piedra de Boston y con tres 'match-balls' para los Celtics. ¿Acabará la serie el domingo con un vergonzante (para los Lakers) 4-1 -nadie ha superado un 3-1 en contra en la Final NBA-? ¿O se celebrará el título en el Garden en el sexto o el séptimo? Me da igual. Yo, me apunto al 'Obama Spirit': YES, WE CAN.

7 comentarios:

hanmatadoakenny dijo...

KOBE= CHUPON

PIERCE= MVP

Y a Gasol, que le den. 3-1 y a cascarla.

Beat LA, beat LA!

dennis_mora91 dijo...

Aun mo esta todo dicho, pero imposible si que parece.

Ahora nos toca gritar el

"We believe" !!!

jr dijo...

Me atreví a presagiar un triunfo en el segundo partido en el Staples tras ver los dos primeros en Boston. Creo que los Lakers ganarán el siguiente pero caerán en el sexto. Debes estar como una moto!!!

Nestor dijo...

Vamos a conseguirlo, Nacho !!!

22 años después, los Celtics tienen todos los números para conseguir un anillo que ha tardado mucho en volver a Massachussets. Vamos a ser testigos de la vuelta a lo máximo de nuestro equipo histórico.

Go Celtics !!!!

www.checheche.net dijo...

¿4-1? cuidado con los excesos que siempre son malos :P

Little

Anónimo dijo...

hala que ya os vale con el temita de la defensa, vais a ganar pero no sé muy bien si os lo merecéis los célticos de los cojones.

en fin, que el púrpura y oro siempre brilará más que el verde para algunos.

Anónimo dijo...

Pues creo que con el sexto partido ya sabemos qué brilla más...AJO I AGUA...