25 septiembre, 2008

R.I.P.: MINI DIARIO

La noticia ha pasado completamente inadvertida, sin pena ni gloria, si no fuera porque el diario 'Levante-EMV' (siempre atento a la actualidad periodística) la ofreció el pasado día 17: Mini Diario ha muerto. Tras 16 años en la calle, y siendo el primer diario gratuito en editarse en España, ha dejado de publicarse. Las deudas lo han fagocitado cruelmente por mucho que el ladrillo intentara reflotarlo en los últimos dos años. Podría contar muchas cosas de los diez años que estuve trabajando en esa casa, siete de ellos como Director con voz pero sin voto (así lo quise) en el Consejo de Administración. Muchas. Como el empeño suicida de los dueños en tener una delegación propia en Alicante a pesar de ser enormemente deficitaria. Como someter la línea editorial del medio al gobernante de turno para conseguir publicidad institucional. Como hacer contrato de discapacitado a una periodista para obtener ventajas ante la Seguridad Social. Como parar varios intentos de huelga por impago de un buen montón de nóminas. Insisto: podría contar muchas cosas. Pero me quedo con toda la gente que conocí en esa década, y a los que jamás traté como más de un jefe de los que conocemos trataría a sus empleados. Redondeando la cifra, aproximadamente una cincuentena de los actuales periodistas y fotógrafos en ejercicio en Valencia se criaron -y mamaron periodismo- en Mini Diario. Los nombres no importan, pero para los mitómanos ahí van unos cuantos: Rafael Meliá, Manolo Montalt, Cristina Marco, Alejandro Navarro, Manuel Furió, Ana Durán, Jimmy Entraigües, Josele Bort, Adolfo Benetó... ¿Cuántos cierres nos comimos en aquella época? ¿Cuantas noches hasta las tantas por un partido del Valencia? ¿Os acordáis del 11-S y de cómo lo vivimos? ¿Y de la ejecución de Miguel Angel Blanco en aquel tenso e intenso fin de semana? Para que los más jóvenes os hagáis una idea, entonces las fotos se revelaban en papel en un cuarto oscuro y se escaneaban para poder montar las páginas, y los textos se hacían en Macintosh Classic, que era como una caja de zapatos con teclado. Era otra época, lo que me hace pensar en que uno ya va teniendo unos años, y aunque a veces gire la vista atrás con nostalgia, al menos sigo vivo.
NOTA: Los que también echan el cierre son los de la web de 'Valéncia Hui' tras la desaparición de la versión en papel, pues llevan sin actualizarla desde ayer (miércoles) a las 9:30 de la mañana. R.I.P. total.

9 comentarios:

jr dijo...

Descanse en paz. Te recuerdo a tí enfrente del diario y ese gran suplemento de motor. Estudié con Montalt y Furió por lo que les mando un abrazo. Una pena porque fuisteis pioneros.

Little dijo...

vaya racha de cierres de publicaciones "clásicas en papel" mientras el periodismo vía internet no acaba de arrancar en Valencia.

Anónimo dijo...

Estimado Nacho: ¡Cómo no recordar aquellos días de trabajo! La desaparición de Mini Diario me procovoca una profunda tristeza por varios motivos: La caída de un medio de comunicación, los 4 años vivimos como periodista en aquella casa que tú capitaneabas, los compañeros y amigos allí encontrados, los buenos momentos, los malos momentos... ¡Tantas cosas! ¡Tantos recuerdos hermosos pese a los malos tragos! No pretendo ser nostalgico, simplemente hago memoria de aquellos días que hoy me parecen lejanísimos y, en realidad, apenas están a la vuelta de la esquina de nuestra vida profesional. Quiero decirte GRACIAS por toda tu labor al frente de Mini, gracias por los encuentros y desencuentros que tuvimos y por haber formado un excelente equipo de trabajo durante tu etapa como director. Mini es hoy un recuerdo pero también el esfuerzo, el compañerismo, los cierres "in extremis", las tediosas noches de votaciones locales y europeas, los cafés con gusto a "¿Qué demonios es esto?" o la sonrisa de irnos a casa tras tener cerrada la edición. Gracias a todos los compañeros por regalarme recuerdos que hoy siguen tan vivos pese a la ausencia de un medio que nos unió. un abrazo a todos. Jimmy Entraigües

Nacho Sapena - Periodista dijo...

Cuánto tiempo, Jimmy!!!

Parece que fue ayer -y en cierto modo lo fue- y se agolpan muchos recuerdos, per el más latente era el de estar HACIENDO PERIODISMO todos los días, no únicamente trabajando en ello.

Tenía su dosis de romanticismo hacer un gratuito cuando nadie creía en ellos. Supongo que, en cierto modo, somos historia del periodismo valenciano.

Anónimo dijo...

Hacía algún tiempo que no entraba por aquí, aunque suele ser una de mis visitas habituales. La triste noticia de Mini Diario la conocí gracias a otro crack, Ramón Sabater, otro de los mitos periodísticos que han salido de esa gran redacción. Rubrico todo lo que afirma en otro comentario otro de los grandes del Mini, Jimmy Entraigües.

Los que hemos pasado por esa casa sabemos de los buenos y los malos momentos vividos en esa casa, de las dificultades y complicaciones que no impidieron que todos los días Mini Diario destilara periodismo sin etiquetas pese a los intentos de otros por despreciar la prensa gratuita, en general, o el proyecto del Mini, en particular.

De todo el tiempo que estuve en el Mini, me quedo con esa gran redacción, llena de grandes periodistas, pero sobre toda llena de amigos: tú mismo, Cristina Marco, Alex Navarro, Ramón Sabater, Adolfo Benetó, Bea, Carmen, Esther Gutierrez,… que hacían que trabajar en el Mini fuera algo grande y a los que mandó un beso y un abrazo grande. Manuel Furió

Anónimo dijo...

Joder, Nacho, cuánto tiempo y qué de recuerdos de esa época primera del Mini con Meliá y Bernardo Carrión y las timbas de póker con los 'peyos' y Josele.

¿Y qué decir de la escuela de periodismo que fue para muchos el Mini cuando tú estabas como Director? Anda que no pasó gente por tus manos y mírales ahora, todos colocaditos.

En fin, que nos hacemos viejos. Un abrazo muy fuerte y sigue siempre con tu estilo inconfundible.

toni vivó jr dijo...

Mira tú lo que me acabo de encontrar buscando noticias sobre el Mini.
Sí, sí ¡¡qué tiempos!!, cuenta también cuando conspiraste para montar Express y dejar en la calle a todos los que no eran amiguitos tuyos.
Cuando quieras quedamos a tomar un café -tranquilo yo invito y así no tienes que pasar la dieta del café y del paquete de tabaco a nadie- y me narras más fábulas de esas tuyas y te cuento yo un par de verdades.
Lo cierto es que siempre nos hiciste mucha gracia con tus aires de gran director pero lo de que no quisiste entran en el Consejo de Administración es sublime. ¿Qué Consejo de Administración si era mi padre y su despacho? ¿En Express sí quisiste entrar en el consejo de administración, verdad?
PD: Es muy significativo que a través de Mini Diario haya visto tu blog en internet. Hasta ese punto eres desagradecido y triste.

Nacho Sapena - Periodista dijo...

¡Cóño, toni vivó jr., cuánto tiempo!

Punto 1: Me parece mentira que saltes a la mínima cuando en ningún momento he mencionado a tu padre como tampoco al resto de socios que participaban -junto a tu padre- en los inicios de Mini Diario, cuando yo ya era periodista y tú -imagino por la diferencia de edad- andarías finalizando el BUP.

Punto 2: No calumnies, pues en mi vida he pasado una dieta de café o tabaco en ninguno de los medios de comunicación (prensa, radio, TV) en los que he trabajado. Del mismo modo jamás he tomado un café contigo, así que no creo que tenga porqué aceptar tu invitación. Aún así, gracias. Otros sí cargaban a la cuenta del Mini las botellas de Johnny Walker Etiqueta Negra. Yo no.

Punto 3: Me causa risa que afirmes "cuando conspiraste para montar Express y dejar en la calle a todos los que no eran amiguitos tuyos", pues yo no dejé en la calle a nadie y prueba de ello es que el Mini siguió funcionando sin nosotros. Los que se vinieron conmigo -mi equipo de profesionales de confianza, con diferencia lo mejor que había en aquel Mini- huyeron de una situación crítica en la que tu padre -entonces sí ya único dueño de Mini Diario sin Nebot, sin Orts, sin Benet, sin Lizondo- nos adeudaba más de cinco nóminas. Trabajábamos a destajo casi por la cara hasta que ya no se pudo más. Y lo sabes, aunque a ti jamás te faltó dinero para gasolina cuando eras becario. Ni viajes a Cuba con la familia. Por cierto, jamás quise entrar en el Consejo de Administración de Express (afortunadamente).

P.S.: Es muy significativo que ladres de este modo cuando ni os había nombrado ni a ti ni a tu familia. De hecho, el tono del post es de cariño hacia una época vivida (como lo han entendido todos los que habían comentado hasta ti), no de acusaciones a nadie en concreto. Tú sabrás por qué reaccionas así. Si es algo personal tuyo, te recuerdo que comenzaste de becarío nuestro gracias a tu padre. Y si el recado es de tu padre, creo que debería estar agradecido por más de cinco años de fidelidad y profesionalidad muy mal pagados.

Anónimo dijo...

He leido, esto tarde
pero para mí, Mario Escat, perduran solo los buenos recuerdos y los excelentes compañeros/as que tuve alli durante más de 10 años