15 junio, 2007

GAME 4: GAME OVER, LEBRON

Para fortuna de todos, no hicieron falta más que cuatro partidos para que San Antonio Spurs se proclamara Campeón de la NBA 2006-2007. Siguiendo el guión milimétricamente previsto por la Liga, la serie se resolvió (82-83) para los de Gregg Popovich con un contundente 4-0 y con el cacareado LeBron James un poco a los pies de los caballos desde el punto de vista mediático. Cleveland Cavaliers se mostró una vez más como lo que es, una auténtica banda liderada por una estrella a la que aún le queda mucho -pero mucho- por aprender. Desde el punto de vista profesional y también desde el personal, se agradece que la serie haya sido corta, ya que amenazaba con convertirse en insufrible. Sin ninguna concesión al espectáculo, los de Texas se han hecho con su cuarto anillo con un baloncesto feo, eminentemente básico (defensa, control del rebote y ataque organizado) y escasamente anotador... pero tremendamente efectivo (una gran verdad deportiva: el ataque te hace ganar partidos pero la defensa te hace ganar campeonatos). A destacar el séptimo anillo de campeón para Robert Horry (el único no céltico en conseguirlo en la historia de la NBA), que amenaza con continuar una temporada más en activo. También el anunciadísimo MVP para el base francés Tony Parker, merecido y profusamente celebrado en la cancha del Quicken Loans Arena con su futura esposa, la sobrevalorada Eva Longoria. Pero, por encima de todo, me quedo con que se trata de la serie final con la peor audiencia televisiva de la historia. El comisionado, David Stern, tiene la obligación de pensar seriamente si éste es el producto que desea vender en los próximos años, puesto que la racanería (partidos con una media notadora de 80 puntos) lleva años castigando ese modelo en el 'share' televisivo a pesar de que la Liga siga vendiendo a 'cracks' como el propio James, Carmelo Anthony o Dwayne Wade (campeón el pasado año).

5 comentarios:

heat fan & bad girl dijo...

Te prometo que son pocos los partidos que nos perdemos aquí en casa, pero la final ya estaba sentenciada en el tercer partido y no llegamos ni a la mitad del pesimo "Game 4". Una cosa es ser fan del baloncesto y otra es ser masoca.

LeBron tiene que buscar otro equipo si quiere ganar un anillo y Wade que siga siendo Wade, que por ahora ya tiene el anillo y mucho baloncesto por delante. Ese si que es un MVP, jugando lesionado, con los pies en la tierra y sin aires de grandeza. 43 puntos en una "FINAL" no se marcan muy amenudo y sacar a un equipo de un 0-2 tampoco. Por si alguien duda a Wade: 28,23,42,36,45,36 ... los puntos de Wade en la "FINAL" y ahí es donde cuenta. Es más que un "crack", es un campeon.
Si no lo vieron en las finales del año pasado, tranquilos que lo veréis en las próximas.

www.checheche.net dijo...

jijiji ya queda menos para que el señor Comisionado se pueda retirar con el sueño de su vida cumplido: Bowen futuro MVP de la final del 2008 :P:P:P:P

Little

PD.- Y menos mal que han quedado 4-0 y el suplicio ha sido corto

Nacho Sapena - Periodista dijo...

Será que soy masoca, heat fan & bad girl, pero yo lo veo todo aunque sea pésimo (de todo se aprende, amigos, y sobre todo de lo malo... para poder mejorar). Menos mal que ya he visto por tercera vez los partidos de España en el Mundial de Japón, y aún recuerdo cómo se juega -bien- a esto del basket.

Little, ya te vale. Stern debe reconsiderar muy mucho si este baloncesto, en unas series Finales, es el que quiere vender al resto del mundo.

Saludos a todos.

hanmatadoakenny dijo...

Le queda mucho por aprender todavía a Lebron James. Es muy bueno como jugador en individual, pero le queda mucho camino para comprender el concepto global del baloncesto (juego en equipo) y disponer de compañeros que le secunden adecuadamente, que es lo mínimo necesario para aspirar a aun título de campeón.

De momento, que siga vendiendo camisetas, que es lo que mejor se le da.

visitante dijo...

Lo de la NBA ha sido muy bueno, pero echo de menos a Moragues por aquí.