27 junio, 2007

ADIOS, VICTOR; ¿HOLA, RODRIGO?

La Penya Granota y algunos que yo me sé (pocos, pero entre los que me incluyo) han deslizado al mediodía de hoy unas lagrimitas por las mejillas mientras un incomprensible nudo de saliva pugnaba por abrirse paso a través de la garganta. Era la rueda de prensa de despedida de Víctor José Luengo Ciscar, el capitán del Pamesa Valencia, el eterno '15' que jamás volverá a ser utilizado en el equipo azulejero. Se nos va el primer producto de la factoría 'taronja', surgido de la cantera a principios de los 90 gracias al trabajo -intenso aunque escasamente fructífero- que se realizaba entonces. El único jugador en activo en Pamesa que había estado presente en los dos únicos títulos que tiene el club, el hombre récord junto a Nacho Rodilla, ya está de vacaciones... y en el paro. Era la crónica de una muerte anunciada, pues la mayoría de los que nos dedicamos a esto sabíamos desde hace un par de meses que la oferta -por llamarlo de algún modo- que el club que preside Manuel Llorente haría al jugador sería rechazada de plano. Una vez más, Pamesa se equivoca. Después de quince años de servicio activo, a Luengo se le ofrece la puerta y un partido homenaje (con plus de retirada de camiseta) cuando abandone el baloncesto profesional. Migajas, vamos, sabiendo que un club no necesita de las doce fichas federativas para completar una plantilla competitiva, y eso sin entrar a valorar cuánto baloncesto le queda en las piernas al de Zaidía. Se trata del mismo error que el F.C. Barcelona comete no ejerciendo la opción de renovar a su capitán, Rodrigo De la Fuente. Ambos son treintañeros con mucha experiencia y buenas condiciones defensivas, ambos quieren firmar el último contrato de su carrera deportiva, y a ambos les gustaría acabar en el club de sus amores. Ninguno lo hará. Solo que las opciones de que De la Fuente ocupe el vacío que deja Luengo son, a fecha de hoy, inmensas.

3 comentarios:

www.checheche.net dijo...

Nacho, ¿no es cierto que Luengo ha estado muchos más años de los debidos como jugador del Pamesa exclusivamente por ser valenciano y no por su rendimiento? ¿Sentimiento o rendimiento?... y el rendimiento es lo único que vale si se quiere sacar al Pamesa de la mediocridad.

Little

Nacho Sapena - Periodista dijo...

Ciertamente, Little, es una cuestión de sentimiento, lo cual suele estar en disputa con la profesionalidad, por eso menciono "el baloncesto que le queda en las piernas al de Zaidía". Pero Víctor no merece una salida así, igual que pasó con 'Fula', ya que para aguantar ACB y ULEB no necesitas 12 tíos supermegaprofesionales de la muerte. ¿Qué más da que la ficha número 12 sea de Luengo y lo despides en condiciones de su afición y su club?

PAM dijo...

Es una pena que después de tantos años de servicio a la causa se deshagan de Víctor de este modo. Vale que no es el Luengo de hace cinco años, pero es el capitán y se merecía retirarse en casa y ante su gente en una última temporada.

Una lástima, de verdad, ánimo a Víctor y gracias a ti por contarnos las cosas como son.