03 mayo, 2009

Y EL CLASICO SE VOLVIÓ A TEÑIR DE VERDE

Como en los viejos tiempos, el clásico entre los clásicos de la Conferencia Este no defraudó a nadie; bueno, quizás a los aficionados de Chicago, que realmente creían que pasarían a segunda ronda de PO en un séptimo partido en Boston. Finalmente, 109-99 para los de Glen 'Doc' Rivers y a vérselas con Orlando Magic en semifinales. La serie ha sido intensa, repleta de récords, con actuaciones individuales extraordinarias en ambos conjuntos -mención especial para Rondo y Rose-, defensas sobrepasando lo legal, finales apretados, tiros al límite, provocaciones y un justo vencedor de la contienda. Como se sabía de antemano, la ausencia de Garnett y Powe en la pintura verde dio alas a los de rojo, y por eso que el -en mi opinión- sobrevaloradísimo Noah pareciera en varios encuentros un verdadero pívot -es un 'cuatro', y muy justito-. Sin embargo, como anticipé en su momento, fue el juego de perímetro el que acabó decidiendo la serie; eso, y la experiencia de auténticas 'abuelas' del basket como House en el último y decisivo partido de anoche. Lo siento, amigo Pilán, pero ya te dije en 2007 que a tus Bulls les faltaban un mínimo de tres años para la reconstrucción y para manifestar verdaderas aspiraciones en postemporada; aún no ha llegado su momento, y les sigue sobrando y faltando gente como más de una vez hemos debatido de modo vehemente (sí, nos pierden los colores). En cuanto a mis queridos y orgullosos verdes, se enfrentarán a 'Superman' Howard y sus huestes (Turkoglu, Lewis, Alston... y muy poquito más) a partir del lunes por un puesto en la Final del Este. Y esta vez sí hay un pívot 'de verdad' en la pintura rival, que de hecho ha sido nombrado además como el Mejor Defensor del Año en la NBA. Sinceramente, llegados a este punto, me siento crecido y no descarto que Boston se deshaga de Orlando aunque sea como con Chicago, en el último envite y con mucha suerte. Ya sería hora de que el mágico trébol nos devolviera una parte de lo mucho que nos ha quitado en los últimos tiempos (Auerbach, Johnson...), porque lo del pasado año no fue suerte sino el mejor juego y un gran esfuerzo colectivo; en éste merecemos la suerte del campeón, aunque sea para caer como los más grandes, en la Final de la NBA. ¿Será posible? Ojalá. ¿Y si Garnett vuelve? Ya estamos con que la abuela fuma...
P.S.: En la misma noche Boston se funde a Chicago y pasa a semis y el Barcelona le 'chorrea' un 2-6 al Real Mandril en el Mierdabeu que finiquita la Liga. ¿Se puede pedir más?

7 comentarios:

Little dijo...

Mucho camino queda por recorrer

kobe8forever dijo...

Mucha suerte es lo que habéis tenido...

jr dijo...

En teoría deberán sufrir más contra los Magic pero tampoco andan muy finos con el triple.

Anónimo dijo...

Bullz forever!

costalgaraldals dijo...

lo sigo diciendo ¡¡¡ que nadie entierre a estos arrogantes verdes ¡¡¡

hanmatadoakenny dijo...

Yo no lo esperaba pero me alegro, nunca me cayeron bien los Bulls aunque habéis tenido mucha suerte.

Un abrazo

matraco dijo...

Enhorabuena a los Célticos

Off topic: he leido que mañana Greg Popovic (entrenador de los Spurs) asistirá al entrenamiento del Pamesa Valencia....