19 mayo, 2009

PAMESA: FIN A LA PESADILLA 08/09

Conservo la costumbre -de mis tiempos federados como árbitro de baloncesto- de anotar mis particulares estadísticas cada vez que veo un partido, y no hablo sólo de puntos, rebotes o faltas, sino de 'las otras cosas' que componen y -para mí- definen un encuentro sobre una cancha. De ahí mayoritariamente se derivan mis reflexiones y opiniones, tan discutibles como respetables. Confieso que hoy, contemplando el Pamesa-Barcelona, he dejado de hacerlo al descanso pues la sensación de total vergüenza, impotencia y ridículo que me ha embargado ha eclipsado mi ancestral amor por este deporte, este club y esta ciudad. Podría resumir diciendo que los de Xavi Pascual sólo han anotado siete puntos en el último cuarto y aún así han acabado ganando por veintiséis (55-81). Podría decir que los de Neven Spahija no han jugado a nada y el Barcelona les ha pasado -literalmente- por encima, doblándoles en el electrónico durante los tres primeros cuartos (40-74) y llegando a una máxima diferencia de 37 puntos. Podría hablar del total dominio azulgrana en el rebote, el porcentaje de tiro de campo (increíbles desde 6'25), los robos y las asistencias. Podría hablar de muchos temas deportivos y extradeportivos que han conducido irremisiblemente a este desastroso cierre a la temporada 2008/09. Pero no lo haré. Porque lo que de verdad me importa es lo que comenzó a pasar a partir del minuto 15 del partido, cuando la afición de la Fuente de San Luis comenzó a silbar a sus propios jugadores -especialmente a Shammond Williams- por su absoluta nulidad y falta de coraje en tu propio pabellón. Afortunadamente, apenas tres minutos después, los pitidos hacia el Pamesa cesaron... para arrancar los primeros aplausos al excelente juego del Barcelona, demostrándose una vez más que los aficionados 'taronja' entienden, aprecian y agradecen el buen baloncesto. Al descanso (24-53), la sonora pita hacia los de Spahija se acompañó de gritos de "¡Fuera, fuera!" camino del vestuario y más de una mirada de reproche hacia -y desde- el Palco VIP. Tras la reanudación del juego no mejoró la reacción de la grada, y mediado el tercer cuarto a los aplausos al Barça se sumó el goteo de aficionados camino de su casa, donde el espectáculo (aunque fuera 'Escenas de matrimonio') seguro que era mejor que ver palmar a tu equipo por más de 30 puntos en un playoff por el título. En el tramo final el goteo se convirtió en chorreo y de los 8.900 oficiales que comenzaron la velada en la Fonteta calculo que quedarían unos 7.000 al final del partido para despedir mayoritariamente a su equipo con otra sonora pita aliñada con una más que visible pañolada. Eso es lo que en verdad me importa, pues ésa es la lamentable realidad de Pamesa a día de hoy, no la cara de gilipollas que se te queda por perder de este modo con uno de los cuatro mejores equipos del continente europeo -que al fin y a la postre es lo que dirá el club, y con razón-. No me importa nada cómo se hayan quedado ni Neven ni los suyos, ni Juan Roig ni Manuel Llorente. No me importan ni me impresionan un colín los faroles u órdagos que el club se marque ante Bertomeu y la ACB, pues su valor relativo es, como dirían mis admirados Bret Easton Ellis o Elvis Costello, less than zero. Me preocupa, y mucho, el futuro inmediato de este club. Acabó la pesadilla de la presente temporada. ¿Despertaremos para comprobar que soñar con un club de baloncesto profesional en Valencia -aunque no gane títulos- es perder el tiempo? ¿O seguiremos padeciendo estas terribles pesadillas otro año más?¿Hasta cuándo, señor Roig? Sólo usted tiene la respuesta, y en su mano está determinar si ésta es positiva o negativa. Ahora, ya le digo que si va a cumplir las amenazas y terminar mandando a todos donde yo me sé y unos cuantos ya han comprobado en los últimos años, más vale que lo haga mañana mismo, aunque sea por no perder más tiempo y empezar a diseñar el posible futuro del otrora orgulloso aunque amateur Valencia Bàsquet Club.

8 comentarios:

hanmatadoakenny dijo...

Antes de marchar de Valencia ya te dije que lo de Pamesa no tenía solución ninguna, y ya hace seis años de eso... joder!

Van para atrás como los cangrejos. Suerte... o no.

Anónimo dijo...

Quina vergonya. Jo avise que abans de renovar-me el pase vullc saber la plantilla de l'any que vé, més que res per no gastar-me la pasta en un equip destinat a fracasar temporada darrere temporada.

Al final me faré del Lliria :(

Salva dijo...

A l'anònim:

Fer-se del Lliria no ès cap pecat :-)

I segon: Sempre pots traure't el pase per allo de vore bàsquet "d'el.lit" a la teua ciutat.

Jo compartisc el pase i aixo que el meu equip no es Pamesa! :-)

imaginauta dijo...

El Pamesa ha acabado siendo el atlético de Madrid del baloncesto. Y Roig el nuevo Jesús Gil. Digno de estudio.

Un saludo y animo. Depsués de todo el Barça tuvo años de arrastrarse por el barro y al final acabó siendo el gran dominador ACB durante más de 2 décadas.

edetano furioso dijo...

Cómo me alegro por los señoritos de la capital, otro año a cascarla. Bien, Juan Roig, bien, conseguirás que el único baloncesto de calidad que quede sea el nuestro, progresas adecuadamente.

jr dijo...

Es que en Llíria reside la esencia del baloncesto valenciano. No hay que olvidarlo. Pamesa surgió de la nada, prácticamente. Si no recuerdo mal, competían con el Benaguasil..

Anónimo dijo...

Me parece lamentable que se critique de esta forma a Juan Roig, una persona que ha estado y está más de 20 años apoyando al club. Mucha de la gente que le critica luego ni aparece por el Pabellón, caso de mucho periodistas. Juan Roig siempre ha estado ahí, tanto para la lo bueno como para lo malo y esto es algo que se le debería de reconocer.
Por otro lado, también debo de señalar una cosa y es el el Llíria tampoco se puede decir que vayan muy sobrados, solo hace falta recordar los "desastres" que hacían cuando estaban en ACB como llegar a perder 16 partidos, falta de recursos, etc. Por cierto que este año en liga EBA creo recordar que solo han ido como máximo 500 personas, hombre si tanto interés tiene la gente en el basket por qué no va.

Anónimo dijo...

Esto va para nacho sapena mira solo era decirte que te has dedicado a criticar de forma exagerada a Juan Roig por su gestión en el Pamesa Valencia y tú apenas si has aparecido por la Fonteta. Ahora veremos a ver si alguna vez vas por el pabellón. Tanto que alardeabas de que se estableciera una Valencia Bàsquet Club pues mira aquí está y ahora veremos a ver como nos va, pero el panorama está negro. Asimismo te reitero que tus críticas han sido exageradas, desmesuradas y sobre todo irresponsables. Juan Roig siempre ha estado ahí dando la cara no como otros.