31 diciembre, 2008

ADIOS A UN AÑO AGRIDULCE

Hoy estoy sentimental; en apenas unas horas dejaré atrás un 2008 que para mí tiene un regusto demasiado agridulce, tanto en lo personal como en lo profesional. Se iniciaba el año tras el fiasco provocado por la gentuza de Burgos y el fichaje por GTA Motor en el cierre de 2007, así que con buenas perspectivas en lo profesional, pero la excusa de la puta crisis impidió ya en verano que se hiciera efectivo un pactado aumento de sueldo (promesas rotas) y llegado diciembre y cinco minutos antes de tomar mis merecidas vacaciones me entero de que no se me va a renovar el contrato de trabajo. Si soy sincero, la verdad es que estoy muy contento profesionalmente del año que acaba, pues con un presupuesto de cero euros el Gabinete de Prensa del que aún soy responsable ha conseguido un impacto mediático recogido en dos 'clippings' por valor de 1'475 millones de euros -¿no está mal, no?-. Pero que te aparten cuando has mostrado tanta pasión por lo que sólo es tu profesión (hay cosas mucho más importantes) resulta jodido de tragar. Aún así, de todo hay que sacar lo positivo, y 2008 ha vuelto a mostrar que la familia y los amigos están para lo que sea, y muy especialmente para los momentos difíciles. A todos, muchas gracias. Entre los parabienes personales de este año se encuentran mi alcohólico cumpleaños (bufff... ¡38!) y el título de Campeón de la NBA de Boston Celtics, amén de un galáctico viaje a Madrid hace escasas fechas. También en lo personal, el adiós final a dos personas muy cercanas a los que la enfermedad se llevó de mi lado: mi tío (Enrique Sapena) y mi mentor (José Luis Tormo). Además, la querella que me interpuso quien ya sabéis, y de quien todavía me estoy carcajeando y defendiendo -con un par-. Se va 2008 y puedo decir que no lo echaré de menos. Desgraciadamente, los momentos malos superaron a los buenos; afortunadamente, los buenos dejaron mucho mejor sabor de boca aunque -como podéis comprobar por la foto- me esté quedando en los huesos.
P.S.: Me acabo de enterar de que por no se qué desajuste espacio-temporal el año que acaba va a tener un segundo más. Sólo faltaría que por estirar el año durante un segundo aún me pasara algo malo más que añadir a la lista del puto 2008.

6 comentarios:

Little dijo...

Pues que le den a los malos momentos y a disfrutar de los buenos (y en los juzgados saca los codos al estilo KG)

hanmatadoakenny dijo...

¡Feliz año 2009, Nacho! Seguro que el que entra será mucho mejor que el que se va, pues tú te mereces lo mejor.

Un fuerte abrazo

ERNESTO dijo...

2009 sera bueno.Seguro.Un abrazo.

pam dijo...

Que el 2009 te devuelva parte de lo que tú has dado, y no lo entiendas mal.

Un abrazo taronja

jr dijo...

Eso, eso...mucho codo en los juzgados. El puto $ se encarga de hundir nuestras pasiones y sueños. Amunt i a triomfar!!!

Anónimo dijo...

Hey i am suuper boy