25 junio, 2010

SHEED SE RETIRA: ADIOS A LA VIEJA ESCUELA

No sé si creerme realmente la anunciada retirada de Rasheed Wallace, vistos los ejemplos de tantos otros que han vuelto tras un presunto adiós twitteado por su representante en los últimos años. Pero dando por hecha la noticia, creo sinceramente que con su marcha se cierra un ciclo en la moderna NBA; se acaba el estilo de la vieja escuela, se agotan los 'chicos malos' sobre la cancha -Artest no es 'malo' en el sentido clásico, tan sólo un desequilibrado- y se colapsa en sí misma la línea que separa la agresividad de la violencia sobre un parqué. Tras quince temporadas en activo y con dos años más de contrato firmado con los Celtics por 12 millones de dólares, 'Sheed' se retira oficialmente aquejado de fuertes dolores de rodilla y espalda firmando una media global de 14'6 puntos y 6'7 rebotes tras su paso por Washington, Portland, Atlanta (1 partido), Detroit y Boston. Wallace fue comandante en jefe y miembro honorario de los terroríficos 'Jailblazers' de finales de los 90 y principios del siglo XXI, creando un estilo heredado del Este y mezcla de defensa a ultranza, agresividad física, 'trash talking' y amenazas a los árbitros, y así lo puede confirmar su extenso historial de técnicas, faltas descalificantes y sanciones por parte de la Liga. Los Lakers le impidieron entonces llegar a una Final, pero su traspaso a la Motown formó una de las parejas interiores más brillantes y perfectamente complementarias de la época junto a otro Wallace, 'Big Ben', logrando el ansiado título de Campeón en 2004. Tras el declive de los resucitados 'Bad Boys', firmó la pasada campaña con Boston para reforzar su juego interior, llegando de nuevo a una Final de la NBA. Cuatro veces All Star y uno de los mejores defensores en la pintura de la última década, Rasheed se retira como profesional y es un claro candidato al Hall of Fame en los próximos años. Y para los que piensen que sólo es un tío polémico, violento y sucio como jugador, os dejo dos daros muy claros de su evolución como persona: 1.- No se involucró en la monumental pelea entre Indiana Pacers y Detroit Pistons del 19 de noviembre de 2004, e incluso intentó mantener la paz y separar a ambos equipos, llegando a subir a las gradas para intentar calmar a Stephen Jackson y Ron Artest, que estaban golpeándose con los aficionados. 2.- Participa en diversas actividades comunitarias. Ejemplo: La Fundación Rasheed A. Wallace -ahora Stand Tall With Sheed- fue fundada en 1997 para ayudar en el desarrollo educativo y recreativo de los jóvenes en Filadelfia, Portland, Durham y otras zonas. Con él, no cabe duda, se acaba un estilo y se cierra una puerta al pasado en esta nueva y joven NBA repleta de marketing y luces de neón. Hasta siempre (¿?), Sheed. Te echaremos de menos.

ANEXO: Os dejo un vídeo con las últimas 'enseñanzas' de Rasheed a nuestro Pau Gasol en las pasadas Finales. No tienen desperdicio los comentarios en la ESPN.


6 comentarios:

The Virus dijo...

Se retira un grande. Uno de los mejores interiores de la década y todo un icono de la liga.

Gracias Sheed!

Óscar Gaspar dijo...

Excelente jugador. Intensidad, rebote, fuerza, tiro exterior, agilidad, puntos...

Un bad boy de la segunda generación y el capitán de los jail blazer.

Mis respetos para el macarra de Rasheed.

Saludos.

PAM dijo...

Todo un crack, aunque yo tampoco me creo la retirada del todo.

Una bestia en todos los sentidos, de mis jugadores favoritos, pero como tú dices, es vieja escuela y llega su retiro ante una NBA eclipsada por lebrones y carmelos.

Con mis respetos también.

Mo Sweat dijo...

Sin duda uno de los mejores power-forwards de los últimos años... pese a que perteneció a la que yo llamo era dorada de los power-forwards; la época de los Garnett, Webber, Duncan, Nowitzki, Jermaine, últimos años del Cartero, Antoine Walker... posiblemente no haya habido otra época con tantos 4's de este nivel... aun así Sheed brilló con luz propia...

Saludos.

hanmatadoakenny dijo...

Un pedazo de cuatro, sí señor. Aunque físicamente había perdido bastante, un muro en defensa en la pintura y un tío superpolivalente en ataque.

Hasta siempre, Rasheed.

Un abrazo, Nachete.

Nacho Sapena - Periodista dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios.

A mí siempre me ha gustado ese perfil de jugador en concreto, '4' rocosos con tiro y buenos fundamentos en lo técnico, y durísimos en lo físico.

Todo un grande.

Saludos célticos.