02 julio, 2009

EL DRAMA DE LA PRENSA VALENCIANA

Hoy no toca hablar de deporte. Desgraciadamente, la situación que vive la profesión periodística en Valencia empieza a tomar tintes dramáticos, y hoy voy a centrarme en ello. Uno, que empieza a tener el culo pelado después de casi veinte años de ejercicio en esta bendita ciudad con todo tipo de contratos y dispares y hasta surrealistas -por no decir psicodélicas- situaciones laborales y empresariales, se sorprende de que ahora se echen las manos a la cabeza la mayoría de periodistas valencianos por a) "lo mal que está la cosa", b) la "cantidad de compañeros que se está quedando en la calle" o el clásico y tremendamente cínico c) "¿te has enterado de lo de X?", básicamente porque:
a) te informo que la cosa lleva mal muchos años en Valencia (una década), no sólo éste, y si no baste recordar los 'caídos' en Mini Diario, Express, Valéncia Hui, Metro, Diario de Valencia, Radio Color, Pueblo, Qué!, Localia, etcétera;
b) hablas de los compañeros que se están quedando en la calle porque empiezas a ver caer a colegas del medio en que trabajas (Provincias, Levante, Superdeporte...) y en realidad temes por tu puesto de trabajo; y
c) no presumas de información privilegiada que atañe a compañeros porque posiblemente ya me he enterado de lo de X porque X es amigo mío desde hace años.
Así las cosas, me pongo a contar y me sale más de una cincuentena de profesionales del periodismo y afines (comerciales, maquetadores, administrativos...) que se ha quedado sin trabajo en los últimos dos/tres meses; eso sin contar la cantidad de empresas e instituciones que de un día para otro ha decidido prescindir de sus gabinetes de prensa para contratar servicios externos de agencia más baratos o, directamente, dejar de disponer de ese servicio, con lo que la cifra rozaría el centenar fácilmente. Si a ello sumamos el elevado índice de intrusismo -los que piensan que juntar letras es lo mismo que escribir- y la proliferación de becarios/esclavos en esta época estival, se entenderá un poco mejor el drama desde fuera.
Desde dentro es otra cosa, compañero. Desde dentro, el drama es que 'compañeros' como tú no se hayan dado cuenta de lo mal que estaba la cosa hasta que has visto caer a los tuyos. El drama es que como tú firmas cada día en papel prensa o rotulan tu nombre en TV te han importado hasta ahora una higa los infógrafos, los fotógrafos o los comerciales, y menos aún si eran de otros medios de comunicación. Ese es el verdadero drama de la prensa valenciana, porque aquí, compañeros de verdad, pocos; de hecho, cada vez menos o los justos. El nivel de prepotencia de unos amenaza seriamente con desbancar la estupidez, la incapacidad o la negligencia de otros, aunque puede llegarse al absurdo de aúnar en un mismo cuerpo varias o todas estas aptitudes. Yo, que me precio de tener amigos -no compañeros- en casi todos los medios de comunicación valencianos, me sorprendo doblemente cuando, además, el pseudosindicato autóctono de la prensa sólo sale a la palestra a defender a los trabajadores de medios públicos, qué curioso. Y triplemente cuando nuestros políticos llevan paralizando por sistema un Colegio Oficial de Periodistas desde tiempos de Joan Lerma. Aunque, si os digo la verdad, no sé de qué me sorprendo: tenemos lo que nos merecemos. Los periodistas y todos los demás. Menudo drama.

8 comentarios:

Little dijo...

La pregunta es saber qué pesa más: la libertad para decir las cosas como las dices o el silencio por el pánico a la hipoteca que se ha de pagar.

costalgaraldals dijo...

de piedra me he quedado ¡¡¡ Esto pinta fatal ... como en tantos sitios.

Pirrimarzon dijo...

Siento que la situación del periodismo en Valencia esté así. Aunque mucho me temo que tal circunstancia no atañe sólo a esa comunidad... Es algo tan generalizado que cuesta trabajo apreciar cualquier atisbo de mejora.

Saludos comprensivos

Anónimo dijo...

Con dos cojones, Sapena. No nos conocemos personalmente pero olé por tus huevos y tu sinceridad a la hora de retratar a un sector tan jodido como los demás pero en el que el índice de puñaladas traperas y enchufismo es muy superior al resto.

Soy uno de esos 50 que dices que nos hemos quedado en la calle (yo creo que somos más y en breve seremos muchos más), y te digo que la crisis sólo es una puta excusa para devaluar nuestra profesión y tirar de becarios hasta extremos insospechados. Luego que no se quejen si bajan la calidad y las ventas de los diarios.

Lo dicho, tío, con un par. Y afortunado tú que puedes denunciarlo públicamente en este blog, porque si hemos de esperar que la Unió de Periodistes haga algo por nosotros... apañados vamos.

Nacho Sapena - Periodista dijo...

@ Little: No pesan los años, pesan los kilos, jaja.

@ costal & Pirri: Es general, claro, pero aprovechar la puta crisis para cargarse un sector que ya andaba muy muy tocado...

@ Anónimo: Gracias por tus palabras y siento mucho tu situación aunque no nos conozcamos personalmente.

Gracias a tod@s por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Esto va para nacho sapena mira solo era decirte que te has dedicado a criticar de forma exagerada a Juan Roig por su gestión en el Pamesa Valencia y tú apenas si has aparecido por la Fonteta. Ahora veremos a ver si alguna vez vas por el pabellón. Tanto que alardeabas de que se estableciera una Valencia Bàsquet Club pues mira aquí está y ahora veremos a ver como nos va, pero el panorama está negro. Asimismo te reitero que tus críticas han sido exageradas, desmesuradas y sobre todo irresponsables. Juan Roig siempre ha estado ahí dando la cara no como otros.

Luis F. González dijo...

Buen post. Una vez hecho el diagnóstico toca intentar ponerle cura. Para la información de todos nuestros compañeros te digo que en el último mes la Unió de Periodistes, los sindicatos y todo aquel que ha querido se ha reunido en el colegio mayor que hay en la Plaza del Horno de San Nicolás para avanzar en la cuestión. Yo he ido las dos ocasiones y puedo contar cosas. Había pensado hacerlo en mi blog. Hay mucha preocupación en el sector y la cosa va a ir a peor. Recomiendo echar un ocho a este post: http://www.unioperiodistes.org/web/ampliar1.php?id=1144&idelem=54
FALTA SOLIDARIDAD PORQUE EL QUE HOY ESTÁ EN EL PARO MAÑANA PUEDES SER TÚ.

Anónimo dijo...

Lo que cuentas es desde tu punto de vista, pero muchos periodistas han hecho y están haciendo carrera en esos "tiempos de crisis" y tienes algunos cerca.
Lo malo es que vivíamos en un mundo de fantasía, porque ni había sitio para tantos medios, ni tenían calidad ni eran rentables.
En lo primero, Valencia era la ciudad con más gratuitos del mundo mundial (¡!): Mini, Micalet, Express, 20 min, Metro, Qué, ADN y puede que me deje alguno. Además tenemos unas 20 teles locales… que irán cayendo.
De la calidad tenemos la culpa los propios periodistas. Productividad muy baja, pocas ganas (o ninguna), de hacer “buen periodismo” y abusos de posición, con periodistas-dioses en cada esquina. Vas a Murcia, Sevilla, Cádiz o Granada y te encuentras unos medios mucho mejores que en Valencia.
Y la rentabilidad, la mayoría de los dueños de estos medios “caídos en desgracia” eran constructores buscando influencia política, aparecer en los papeles, o que les invitaran a las comidas importantes, pero ganar dinero con los medios: ¡cero!.
Los periodistas han perdido su trabajo, pero creo que la audiencia tampoco ha perdido tanto.