19 febrero, 2010

KRYPTONATE PARA LOS CELTICS

Me asaltan serias dudas acerca del intercambio con el que Boston ha apurado sus opciones de reforzarse antes del cierre del mercado de traspasos en la NBA. El increíble -por lo extraño- triple campeón del Concurso de Mates, Nate Robinson, recala en la franquicia de Massachussetts junto al rookie Marcus Landry a cambio de enviar a New York a Eddie House, J.R. Giddens y Bill Walker. En principio, parece una buena noticia y Danny Ainge no ha dudado a la hora de calificar al pequeño base como "uno de los mejores atletas de la Liga", así como de alabar su intensidad defensiva. Sin embargo, perder a House no es, personalmente, algo que me agrade. Cierto que estadísticamente 'Kryptonate' (o 'Ultra-Nate', que le llaman otros) aportará más saliendo del banquillo que House, pero no olvidemos que mientras el primero cursa su cuarto año en la NBA, el cuñado de Mike Bibby está más que graduado con diez temporadas, nueve equipos diferentes y un anillo de campeón. Es decir, que aunque Nate anota, asiste y rebotea el doble que Eddie, no tiene su valiosa experiencia ni su sentido del juego en equipo.

El fichaje de Robinson es, en mi opinión, un enigma de entrada, además de una posible bomba de relojería en un futuro a corto/medio plazo. No dudo de su calidad, basada en una extrema agilidad y potencia combinadas en un cuerpo hipertatuado de apenas 1'75 -oficiales-. Pero sí de su capacidad de sacrificio para asumir un rol muy concreto en una plantilla muy definida en cuanto a la titularidad, el estilo de juego y el reparto de minutos. Si se adapta a los planteamientos de Glen 'Doc' Rivers puede ser la kryptonita que catapulte a los Celtics hasta la Final de la NBA; en caso contrario, puede llegar a convertirse en el verde y translúcido mineral extraterrestre que debilite a Boston desde el banquillo. Me pregunto qué pasaría si Rajon Rondo cayera lesionado (Auerbach no lo quiera) y Robinson tuviera que salir de inicio... sin ningún otro base en la recámara. En cualquier caso, 'Kryptonate' ya es céltico y, como vimos en el All Star y el St. Patrick's Day, el verde le sienta muy bien.

4 comentarios:

jr dijo...

Tengo las mismas dudas que tú, amigo. Nadie duda del talento ofensivo del pezqueñín pero en los Celtics hay mucha vaca sagrada poco dada a la excentricidades. Que no espere que le rían la primera gracia.

The Virus dijo...

No es un mal traspaso, para nada.
Damos a Eddie House y dos jugadores que para anda contaban en los planes de los Celtics.

COnseguimos sabía nueva, atletísmo y un auténtico microondas desde la banca.

Saludos verdes...

Cierto que se esperaba más traspasos... pero.

Juan Al dijo...

De entrada tiene pinta de ser el sexto hombre pero si lo han fchado se supone será porque lo necesitan de verdad y no para el marketing y merchandising

PAM dijo...

Es un buen fichaje, Nacho, por mucho que desconfíes, sobre todo porque rejuvenece una plantilla que parece un geriátrico.