22 agosto, 2008

LA PLATA YA ES NUESTRA

Con mucho más oficio que mérito, España ha vencido a Lituania (91-86) y se ha clasificado para la Final de Baloncesto de los Juegos Olímpicos. Sinceramente, no me ha gustado casi nada del partido salvo el resultado, que era el mínimo exigible a Don Alejandro García Reneses: la Plata. Vale, la Plata ya es nuestra, pero con muchas dudas. Analicemos, que no es gerundio:
- España es muuy débil sin José Manuel Calderón, es decir, sin un base director y anotador al tiempo (que cree peligro constante). Resultado: Lituania ha dominado el tempo y la anotación del partido durante 35 minutos.
- Raúl López está a años luz de ser el base que necesitaba la Selección en Pekín -y mucho menos como titular-, aunque me lluevan lindezas por escribir lo que verdaderamente pienso y aunque Carlos Cabezas tampoco hubiera sido solución acertada.
- Ricky Rubio es muuy bueno (que pille más rebotes que Gasol es significativo) pero aún le falta mucho que aprender, sobre todo a nivel físico.
- Berni Rodríguez no es ni sombra del jugador que puede llegar a ser cuando juega junto a Cabezas.
- España sufre mucho cuando Gasol no está al cien por cien, y me refiero a Marc, auténtico gestor de la defensa en la pintura propia y peligro constante en ataque (segundo jugador que más faltas ha sacado). También cuando Felipe Reyes disputa menos de 20 minutos.
- Carlos Jiménez se ha clasificado para mi Galería de Héroes particular. Espectacular su participación en estos JJOO y su carrera entera. Fundamental.
- Rudy Fernández es un 'crack', pero a veces le pesa el ego más que el sentido colectivo del juego; triunfará en la NBA. Exactamente igual que Jorge Garbajosa, obsesionado con recuperar lo que él cree que es 'su' nivel de juego.
- Juan Carlos Navarro. Su cuerpo físico está en Pekín, pero ¿y su cabeza?
- Alex Mumbrú: La solvencia y los cojones (a rachas, como todos los tiradores).
- Pau Gasol: Da mucho menos de lo que podría, y aún así hace numerazos en ataque. Sigue siendo un blando en defensa, y prueba de ello es que jamás se carga de faltas. ¿Líder? Sólo ante las cámaras.
P.S.: Hace 24 años tuve las mismas sensaciones que ahora, y la misma alegría. Creo firmemente que no se puede conseguir el Oro, así que disfrutemos de una Plata muy brillante, la de la -ya oficialmente- mejor generación de jugadores de la historia de nuestro baloncesto.

2 comentarios:

Álvaro Martínez dijo...

¿Mínimo exigible? Y máximo exigible, yo creo... y más habiendo cogido el equipo a tan pocos días de la cita olímpica.

Creo que en el haber de Aíto podemos anotar cuestiones como la correcta dosificación de Pau para los momentos de la verdad (más allá de cuartos) o la zona 2-3 de hoy que te gana el partido.

Hoy Raül ha empezado mal, cierto, pero creo que tras el primer cambio por Ricky, ha estado mucho más sereno y seguro en sus decisiones. Estaba claro que Saras iba a estar mucho más cómodo con él que con Ricky, pero no creo que le haya apabullado, lo que es una buena noticia.

Sobre lo de Calderón... psa. Soy, de verdad, admirador suyo, pero el tono físico que ha tenido en este campeonato ha sido bastante mediocre. O es lo que quiero pensar, y lo que le ha llevado a renunciar por sistema a las penetraciones a canasta y a limitarse a lanzar desde fuera...

Sea como sea, creo que las cosas se han hecho bien en esete equipo (a nivel deportivo) porque de lo contrario no seríamos finalistas. La final de los juegos olímpicos no la regala nadie.

www.checheche.net dijo...

¿Y ahora que se pira Aito a quien ponemos? Dios mío como vaya Casimiro....

Little