14 noviembre, 2007

EL 'ENIGMA ROGERS'

Hay cosas que no entiendo. Por ejemplo, la falta técnica que el árbitro señaló al base del Pamesa Vule Avdalovic al final del partido contra el Skyliners por, supuestamente, simular una falta personal del defensor mientras se estaba rompiendo -literalmente- el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Qué quieren que les diga; habiendo sido árbitro de baloncesto, sinceramente, no lo entiendo.Pero tampoco entiendo que el director deportivo del club ‘taronja’, Johnny Rogers, se contradiga ante los medios de comunicación al respecto de cómo se queda el Pamesa tras la baja médica por un período de seis meses del serbio. Tras confirmarse por resonancia magnética la gravedad de la lesión (adiós a la temporada), Rogers sale a la palestra y afirma ante los micrófonos que se trata de “un contratiempo muy importante. Avdalovic es un jugador fundamental en el equipo” (esto sí lo entiendo y además lo secundo al cien por cien). A renglón seguido se le cuestiona sobre la posibilidad de incorporar un recambio y manifiesta el manido “de momento no nos estamos planteando ahora fichar a nadie”. ¿En qué quedamos, Johnny? Replanteemos la pregunta. Si Vule es un jugador “fundamental”, y su baja un “contratiempo muy importante”, ¿no sería lógico pensar que hay que buscarle un sustituto cuanto antes? La cuestión es sencilla; la respuesta, según el enigmático director deportivo del Pamesa, parece ser que no. Lo cierto es que para enfrentarse al Grupo Capitol Valladolid no hicieron (casi) falta la defensa, las penetraciones y los triples habituales de Avdalovic. Pero la temporada baloncestística es muy larga, y más teniendo que jugar un mínimo de dos competiciones (ACB y ULEB Cup), a las que habrá que sumar, previsiblemente, una tercera: la Copa del Rey.
Puestos a especular, se me antoja prácticamente imposible encontrar un recambio de la calidad del base serbio a estas alturas de temporada (es algo bastante obvio) y por ello que acepte que Rogers diga lo que dice. Pero para buscar un sustituto deprisa y corriendo dentro de dos meses, cuando Williams y Oliver estén cansados y/o lesionados, mejor hacerlo ahora, querido. Y puestos a especular a lo bestia, mejor dejar que el georgiano y el catalán (gran relevo de Luengo en la capitanía) asuman el mando único como bases, se le den minutos al escolta búlgaro Avramov (ya ha debutado) y a Claver como ‘tres’ puro y se fiche un pívot de verdad, que es lo que realmente le hace falta al Pamesa tras la baja del nefasto Garcés (volverá en febrero), el mal inicio de Rebraca (se ha perdido ya seis partidos y el único que ha jugado ha sido malo) y el riesgo que supone la apuesta de Barac (yo creo que es bueno, pero…). Lo que les decía: hay cosas que no entiendo… pero hay otras que prefiero no entender.

(Artículo publicado en Nostresport el 12/11/07)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Con lo bien que pinta ese equipo...

www.checheche.net dijo...

Johnny me recuerda peligrosamente a otro director deportivo de la ciudad. Es igual de milonguero, pero con acento árido.

V Molins

PAM dijo...

Sólo pido que no se acabe echando de menos a Lluís Muñoz, y mucho menos a Víctor Sendra, por favor...

El Sexto Hombre dijo...

Tras lo de hoy en Fuenlabrada, tu artículo es premonitorio, eh?
Bueno, al respecto te apuntaría algunos datos:
1) Tú ya apuntas que no va a ser fácil encontrar, ahora mismo, un relevo de calidad
2) No sé si la cuestión económica permitiría hacer una apuesta fuerte
3) Fotis dijo que no quería traer a alguien que pudiera alterar el buen ambiente del grupo
4) Todo lo anterior no significa que Vule no sea clave y que su baja , tal vez más tarde que pronto, vaya a afectar a este equipo. Afectará, seguro.
5) En conclusión, para la fácil ya estamos nosotros; para lo difícil, y esta situación lo es, ya le pagan a Rogers, no?

Por otra parte, no parece que Claver esté rindiendo al nivel esperado. No se le dan demasiados minutos, ni tampoco en la posición ideal para él, pero está lejos de ser no ya el sexto hombre (entre otras cosas porque lo soy yo) sino el séptimo o el octavo. Cara al aro le falta decisión y acierto, y en defensa está más blando de lo conveniente. Tal vez sea una cuestión mental, de confianza, pero yo esperaba bastante más de él, aunque fuera en partidos como el de hoy.

Por último, para acabar este sinsentido, te diré que cuando me midieron para la mili (que por cierto no hice por superar los dos metros), di 2 metros, 1 centímetro y medio, descalzo. Eso significa que Milojevic mide menos de lo que dicen, y Zigic, algo más de lo previsto.

Un abrazo, y lamento que las cosas se te hayan torcido. Ánimo